El Encuentro Humano en el Amor

Por: Mtra. Ariattna Alvarado Romero

Semblanza del Autor: Psic贸loga, Pedagoga y Psicoterapeuta con enfoque Humanista Gestalt. Se desempe帽a en consulta privada y como docente a nivel licenciatura. Experiencia en trabajo en educaci贸n superior y posgrados en diferentes universidades. Investigadora y ponente a nivel nacional sobre temas de pareja, educaci贸n emocional, educaci贸n sexual y salud mental.

 

La naturaleza humana no permite la concepci贸n de la persona como un ser antisocial o asocial, sino que desde la misma gestaci贸n, nacimiento y desarrollo vital de la persona, el Otro se encuentra a su lado, dando y recibiendo, influenciando o ignorando, hablando o escuchando, amando u odiando.

 

Es as铆 que las relaciones suministran a la existencia humana de significados y significantes, de historia, deseo y esperanza; pero tambi茅n las enriquecen o las determinan. C贸mo lo expresar铆a L贸pez Quint谩s (1990, citado por Le贸n, 2009) 鈥渢odo ser personal es un ser de encuentro: vive como persona, se desarrolla y madura como tal creando toda suerte de encuentros鈥鈥a riqueza de una relaci贸n est谩n en el crecimiento que puede generar en los individuos que la entablan; es decir, ir m谩s all谩 de un simple intercambio o un v铆nculo pactado en el tiempo y espacio determinado; es darle un significado a la uni贸n, es permitir que la otra persona crezca al mismo tiempo que uno crece con ella.

 

Las relaciones son tan diversas como diversas son las personas en el mundo, las caracter铆sticas pueden ser tan distantes entre una relaci贸n y otra, y sus complicaciones a煤n m谩s, pueden deberse a聽 dis铆miles causas o generar distintas consecuencias. Y es que las relaciones no est谩n exentas de alteraciones, as铆 como pueden surgir, pueden terminar intempestivamente, sin llegar a representar un verdadero encuentro; pero cuando lo hacen, cuando se forjan tan fuertemente, tan significativa, 铆ntima y聽 humanamente; los fen贸menos que de ella surgen pueden ser tan sorprendentes como el amor鈥la existencia humana se hace plenamente humana a trav茅s de las relaciones con los dem谩s, a trav茅s del amor. (Marcel, s,f; citado por Cruz, 1991).

Si nos quedamos en el enfoque psicoanal铆tico de principio de siglo pasado, el amor es lo que le falta al sujeto de an谩lisis, es esa falta lo que lo encamina a buscar al otro, es lo que alienta, conduce y mantiene una relaci贸n humana. Pero si nos situamos en la idea de que 茅I encuentro supone un ir y venir entre los seres que interact煤an: una interpelaci贸n (Le贸n, 2009), la exigencia es de ambas partes, de ambos seres que se encuentran, que se descubren y se enriquecen a partir de la preocupaci贸n rec铆proca.

 

El amor es una apasionada afirmaci贸n de un objeto; no es un afecto sino una tendencia activa y una conexi贸n 铆ntima cuyo fin reside en la felicidad, la expansi贸n y la libertad de su objeto (Fromm, 1941).

El amor, es una locura cuando la venda de lo impulsivo opaca el brillo de la autotrascendencia…el reto es may煤sculo al trabajar desde una persona y para la relaci贸n con otra persona, desde y para un 谩mbito provisto de la capacidad de sentir, de enamorarse, de encontrarse, de amarse, de permitirse ser persona frente al otro y con el otro; pero no es imposible, pues el amor no s贸lo arraiga la concepci贸n er贸tica, sino puede ser los ojos con los que podamos ver las potencialidades en el otro, los odios abiertos sin prejuicios a escuchar su historia, su dolor, su angustia, su sentido; y el di谩logo encaminado a lograr su desarrollo integral y digno.

Descargar PDF

Referencias

 

Cruz, P. A. (2陋 ed.) (1991). Historia de la Filosof铆a Contempor谩nea. EUNSA.

Fromm, E. (1941). El miedo a la Libertad. Paid贸s.

Le贸n, O. E. M. (2009). El concepto Encuentro聽 de Alfonso L贸pez Quint谩s a trav茅s de la Hermen茅utica. Tesis Doctoral. Universidad Popular Aut贸noma del Estado de Puebla. Puebla, M茅xico.